La relación entre perros y seres humanos

El perro es el animal de compañía más preciado por el humano, y no es de extrañar ya que está dotado de una gran inteligencia y agudeza, y además representa una de las mascotas más cariñosas.
A lo largo de la historia, el perro se ha asociado con la vida humana de distintas formas, como por ejemplo con la caza, la ayuda a bomberos, guías para polícias, perros de pastores, entre muchos otros...
El vínculo que se establece entre el perro y su dueño podemos definirlo en dos palabras: lealtad incondicional. Se trata de una relación tan estrecha que incluso puede llegar a superar determinadas relaciones entre humanos. Se caracteriza principalmente por el cuidado, que engloba todos aquellos aspectos indispensables para que la mascota viva felizmente sana. No obstante, esta relación no es unidireccional, ya que ambos se cuidan entre sí.
La influencia positiva del perro en los seres humanos no es ninguna novedad, es bien reconocida y comprende aspectos psicológicos, fisiológicos, terapéuticos y psicosocial. La tenencia de mascotas es un factor protector para las enfermedades cardiovasculares, colabora en la disminución de la soledad, la depresión y el estrés, y además también potencia la socialización del ser humano.
Así mismo, debemos destacar la responsabilidad absoluta del dueño con respecto a cumplir con los requisitos indispensables de cuidado de su perro. Empezando por visitar el veterinario, lograr un estado óptimo de salud y prevención de patologías, a través del cumplimiento de las vacunas y la esterilización estipulada. Por otro lado, todos los pequeños cuidados del día a día, como el paseo, la alimentación y el baño, entre otros... y por último y muy importante, debemos destacar la importancia del amor y la atención brindada a nuestra mascota, aspectos claves que permitirán que nuestra mascota goce de una vida feliz y satisfactoria.