¿Sabes cómo cuidar la boca de tu perro?

Aunque hace tiempo era un campo totalmente desconocido para los dueños, poco a poco se va viendo la importancia que tiene la salud bucal y cómo afecta a la salud general de nuestros peludos.

Es recomendable que desde edad temprana , es decir cuando son todo unos cachorros empezar a estimularles y a inculcarles unos hábitos de limpieza. Cuando son cachorros son como si fuesen bebés, lo tiene que aprender todo, por eso hay que empezar poco a poco. Por ejemplo, primero hay que pasarles el cepillo por los dientes pero sin fuerza, simplemente para que se vayan acostumbrando a notar el cepillo y los movimientos que van a hacer por sus dientes y más tarde ir introduciendo nuevos elementos como pueden ser las pastas. Esto hay que seguir haciéndolo durante toda su vida, si has conseguido crear un hábito desde pequeño cada vez te resultará más fácil. Hoy en día podemos encontrar gran variedad de productos para que resulte más fácil con ellos, como pueden ser los snacks que mientras los comen a su vez combate el sarro y la gingivitis (inflamación de las encías ) tiras comestibles, enjuagues, sprays, uso de piensos secos.

Todo en conjunto es muy importante para garantizar una buena salud bucal y prevenir enfermedades dentales: gingivitis y periodontitis (infección prolongada y no tratada de las encías) entre otras . A modo de resumen te damos unas pautas básicas para cuidar la boca de tu perro:

  • Educación desde cachorro
  • Revisión semanal, dado que los perros se hacen heridas y acumulan gran cantidad de sarro (placa bacteriana) en sus dientes es fundamental revisar toda la boca (dientes, lengua, parte interna de las mejillas, paladar).
  • Visitas al veterinario : cuando veamos algo extraño, hay que acudir al veterinario para que haga una evaluación.
  • Uso de los productos para combatir el sarro, el mal olor…

Esperemos que te haya sido de gran ayuda y ya sabes cuando tu mascota se coma el mundo no olvides cepillarle los dientes ;)

Autora original: Irina Húmedes