Basset Leonado De Bretaña

Este perro de tamaño medio y pelaje áspero tiene la típica forma de un Basset, aunque no está tan cerca del suelo como el Basset Hound, y su altura como adulto es de 32 a 38 cm. Cuando llega a su edad adulta, pesa entre 16 y 18 kg. El pelaje se presenta en pardo, dorado o rojizo. Algunos ejemplares muestran algo de color blanco en el pecho. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros.

Orígen:

El Basset leonado de Bretaña es el más pequeño de los dos sabuesos que llegaron de la zona de Bretaña en Francia en el siglo XIX. Provienen del cruce de la versión de mayor tamaño, el Grifón leonado de Bretaña, y de los Bassets de Bretaña, y se utilizaron originalmente para la caza de todo tipo de animales, desde conejos a jabalíes. Probablemente, las primeras versiones de esta raza mostraban un aspecto más similar a los Terriers del que conocemos actualmente. Además de en su lugar de origen, los Basset leonados de Bretaña son ahora populares en Gran Bretaña, donde se están registrados en el Kennel Club desde 1991.

Personalidad:

Son perritos alegres que tienen voluntad propia. Son inteligentes, amigables, valientes y muy activos. Esta raza se lleva bien con los niños y con otras mascotas domésticas. No son realmente perros guardianes, aunque si alertaron de la presencia de extraños en la puerta de casa. No son felices si se mantienen encerrados durante demasiado tiempo, les encanta tener vidas muy ajetreadas y estar implicado en todas las actividades familiares.

Salud:

Se trata de una raza muy robusta, de la que hasta la fecha no se conocen problemas específicos.

Ejercicio:

Para su tamaño, los Bassets leonados de Bretaña necesitan una cantidad de ejercicio importante: unas dos horas cada día o más. A estos hábiles perros les encanta brincar y jugar, y les apasiona cazar, por lo que deben tomarse precauciones cuando vayan suelos y deben ser adiestrados para responder cuando se les llama ya de cachorros o le harán oídos sordos y volverán cuando les venga en gana.

Nutrición:

La dieta de su perro debe contener la proporción adecuada de todos los principales grupos de nutrientes, incluyendo un continuo suministro de agua fresca. 

Aseo:

Son fáciles de mantener. Solo necesitan que se les cepille su pelaje duro y denso una vez por semana, y se les arranque el pelo dos veces al año. Aunque nunca se les debe cortar el pelo, el exceso de este alrededor de los canales auditivos se debe eliminar.