Braco Alemán De Pelo Corto

Se trata de un perro grande, musculoso y de aspecto noble. Los machos adultos alcanzan una altura de 58 - 64 cm y las hembras, 53 - 59 cm. Pesan aproximadamente 25 - 32 kg. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Su pelaje corto y lacio presenta varias combinaciones y patrones de hígado, blanco y negro (encontrarás más información en el estándar de la raza).

Origen:

Desarrollado en Alemania en el s. XIX a partir de sabuesos de rastreo y razas de perdigueros, sobre todo foxhound, sabueso de Hannover, perdiguero de Burgos y pointer inglés, el braco alemán de pelo corto es una raza versátil de caza, muestra y cobro, que trabaja tanto en tierra como en el agua. Después de ser una de las primeras razas de caza, muestra y cobro llegadas al Reino Unido desde Alemania, el braco alemán de pelo corto se convirtió en una mascota y compañero popular, además de perro de caza.

Personalidad:

El braco alemán de pelo corto tiene un agudo instinto de caza y la energía necesaria para desempeñar su papel original de perro cazador. Es un buen compañero para una familia activa que pueda atender sus necesidades y se le conoce por ser una mascota fiel, amable y cariñosa.

Salud:

El braco alemán de pelo corto suele ser una raza que goza de buena salud. No obstante, como muchas otras razas, puede sufrir varios trastornos oculares hereditarios y displasia de cadera (un trastorno que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza. La epilepsia también es más habitual en esta raza.

Ejercicio:

El braco alemán de pelo corto es muy activo y necesita al menos dos horas diarias de ejercicio para gastar parte de su energía. Si no puede correr libremente ni recibe la estimulación mental adecuada, se aburrirá y se mostrará destructivo en el hogar. Le gusta cobrar piezas tanto en tierra como en el agua.

Nutrición:

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño.

Aseo:

Su pelaje corto es bastante áspero y un poco más largo bajo la cola. No necesita muchos cuidados, bastando con un cepillado a la semana.