Cazador De Alces Noruego (Elkhound Noruego)

El Cazador de Alces Noruego es un perro tipo Spitz de tamaño mediano-grande (con un pelaje denso, orejas erguidas y una cola que se curva hacia el lomo), además de un magnífico sabueso con una estructura más bien cuadrada y un cuerpo muy compacto. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Los machos adultos miden unos 52 cm y pesan alrededor de 23 kg, y las hembras miden 49 cm de alto y pesan unos 20 kg. Su pelaje tupido y profuso suele presentar varias tonalidades de gris, siendo las puntas del pelo de color negro.

Origen:

El Elkhound Noruego es una raza antiquísima (los arqueólogos han hallado el esqueleto de un perro similar que databa del 4000-5000 a.C.), de perros de tipo Spitz que se empleaban para cazar alces. El Elkhound Noruego seguía el rastro del alce y comenzaba a ladrar, acorralándolo hasta que llegara el cazador para matarlo. Participó por primera vez en una exposición canina en Noruega en 1877 y sigue empleándose para la caza en algunos países escandinavos.

Personalidad:

El Cazador de Alce Noruego es un perro afable y seguro, pero también es muy activo y robusto. Debido a su condición de perro guardián, es ladrador, y tendrá que someterse a un adiestramiento temprano para enseñarle a ladrar cuando se le ordene. Se trata de un buen perro para la familia: es independiente pero también disfruta de la compañía de sus seres queridos. Aquellos a los que les guste tener la casa impecable, deberán tener en cuenta que se le cae mucho el pelo.

Salud:

Como ocurre con muchas otras razas, los Cazadores de Alces Noruegos pueden sufrir diversos trastornos oculares hereditarios, así como displasias en caderas y codos (una afección en las articulaciones que puede resultar muy dolorosa y provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza.

Ejercicio:

Los Elkhound necesitan al menos una hora de ejercicio diario, si bien podría ejercitarse durante más tiempo: al fin y al cabo, se trata de un perro criado para rastrear alces a lo largo de kilómetros y kilómetros en condiciones muy duras. Asegúrese de que se mantenga en un lugar fresco cuando haga calor.

Nutrición:

La dieta de su perro debe contener la proporción adecuada de todos los principales grupos de nutrientes, incluyendo un continuo suministro de agua fresca.

Aseo:

Su pelaje resistente a las inclemencias del tiempo incluye un manto inferior lanoso y denso y un manto superior profuso y que se vuelve más largo en la parte posterior de las patas, en el cuello y en la cola. Se recomienda cepillarlo entero dos o tres veces a la semana, aumentándolo a todos los días en los periodos de muda de pelo.