Chin Japonés

El chin japonés es un perro miniatura elegante y glamuroso. Los adultos pesan 1,8 - 3,2 kg y alcanzan una altura de 20 - 27 cm. De aspecto elegante y aristocrático, su pelaje es abundante, largo, recto, suave y sedoso. El pelaje se presenta en negro y blanco, o rojo y blanco. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros.

Origen:

El chin japonés es una raza antigua: se cree que es originario de China y que llegó a Japón como regalo de la Casa Real china al Emperador. Eran perros de compañía y se buscaba que fuesen pequeños para caber en las mangas de los kimonos de las damas nobles y de la realeza. Algunos de estos perros se ofrecían como regalo a los embajadores reales. Es posible que los marineros portugueses trajeran algunos ejemplares de chin japonés a Europa en el siglo XVII, pero no fue hasta mediados y finales del s. XIX cuando empezaron a aparecer con mayor frecuencia, siendo muy buscados desde entonces.

Personalidad:

Criado durante siglos para ser un perro de compañía, el chin japonés es un perrito alegre, amable y cariñoso que disfruta en compañía del ser humano y odia que le dejen solo mucho tiempo. Le encantan los niños pero, debido a su tamaño, encaja mejor en un hogar con niños mayores donde no exista peligro de ser herido accidentalmente.

Salud:

Criado durante siglos para ser un perro de compañía, el chin japonés es un perrito alegre, amable y cariñoso que disfruta en compañía del ser humano y odia que le dejen solo mucho tiempo. Le encantan los niños pero, debido a su tamaño, encaja mejor en un hogar con niños mayores donde no exista peligro de ser herido accidentalmente.

Ejercicio:

Por su tamaño, el chin japonés no necesita mucho ejercicio diario: tendrá suficiente con media hora al día. No debe hacer ejercicio con altas temperaturas, ya que puede experimentar dificultades respiratorias por su nariz y cara planas. En lugar de eso, hay que sacarle a pasear a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde.

Nutrición:

Los perros de compañía cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo:

El largo pelaje del chin japonés necesita cepillarse dos o tres veces a la semana para mantenerse libre de enredos. Asegúrate de mantener limpios sus lagrimales, pasándoles una bola de algodón humedecida si es necesario. Curiosamente, "chin" significa 'semejante a un gato' y estos perros suelen limpiarse la cara con las patas, igual que lo hacen los felinos.