Cobrador De Nueva Escocia

Este perro cobrador es un can de tamaño medio muy activo, con una cola de pelo largo muy característica y patas palmeadas. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Encontramos ejemplares con todas las tonalidades del rojo y del naranja, siendo el pelaje bajo la cola de un color más claro. Algunos de ellos presentan zonas blancas en la punta de la cola, en las patas y en el pecho. Los machos adultos tienen una altura de 48 - 51 cm y las hembras, 45 - 48 cm. Pesan de 17 kg a 23 kg.

Origen:

Esta raza se desarrolló a principios del siglo XX para atraer y cobrar aves acuáticas. Se cree que son el resultado de diversos cruces que incluirían a varios retrievers o cobradores como el Golden, el Chesapeake y el de pelo liso. Es posible que en sus venas corra también sangre del Cocker Spaniel, del Setter Irlandés y de los Border Collies e incluso una o dos variedades de las razas de tipo Spitz. Esta raza también solía denominarse Little River Duck Dog o Yarmouth Toller.

Personalidad:

Al Cobrador de Nueva Escocia le encanta disfrutar de grandes espacios al aire libre y resulta ideal para familias activas que vivan en el campo. Responde bien al adiestramiento y puede destacar en deportes caninos como el flyball, agility, etc. Es un compañero juguetón y lleno de energía.

Salud:

Como ocurre con muchas otras razas, los Cobradores de Nueva Escocia pueden sufrir diversos trastornos oculares hereditarios, así como displasias en caderas y codos (una afección que puede resultar muy dolorosa y provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza.

Ejercicio:

Los adultos necesitan mucho ejercicio y mantenerse activos. Cualquier cosa que esté relacionada con la natación y con recoger cosas resulta ideal para este tipo de perros.

Nutrición:

La dieta de su perro debe contener la proporción adecuada de todos los principales grupos de nutrientes, incluyendo un continuo suministro de agua fresca.

Aseo:

El pelaje de esta raza es de longitud media, impermeable y con un manto inferior denso y suave. Tendrá que cepillar su pelaje regularmente: bastará con un par de veces a la semana. No obstante, deberá prestarse especial atención al mismo durante el periodo de muda. Puede que necesite acicalar cada cierto tiempo la zona de pelo más largo en las patas y las orejas.