Cocker Spaniel Americano

El Cocker Spaniel americano tiene su propio aspecto característico que lo diferencia de su primo el Cocker inglés, con un cráneo más redondeado y un pelaje más abundante y glamuroso. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Pesa aproximadamente 11 kg en la edad adulta. Los machos adultos miden de 37 a 39 cm de altura y las hembras, de 34 a 37 cm. El pelaje se presenta en una gran diversidad de colores y combinaciones, con manchas específicas. Para más información, consulte el estándar de la raza.

Origen:

Se dice que el primer Cocker Spaniel llegó a América con los llamados Padres Peregrinos en el Mayflower en 1620. Los colonos en los siglos posteriores trajeron más con ellos para ayudarles a explorar y explotar los territorios salvajes del país. Los Cocker americanos se crearon a partir del Cocker inglés en el siglo XIX para cazar codornices y perdices. Aún conservan algunos de sus instintos cazadores, pero la mayoría pueden encontrarse en exhibiciones o como compañeros.

Personalidad:

Alegre es un adjetivo que se usa con frecuencia para describir esta raza. En general, es afable, confiado y alegre. Se recomienda una socialización temprana y completa para asegurarse de que no se vuelva tímido. Puede que no sea tan grande como muchos perros de caza, pero a este perro inteligente le gusta estar ocupado y disfruta jugando y pasando tiempo con su familia. No le gusta que lo dejen solo durante mucho tiempo.

Salud:

Uno de los problemas más comunes que sufre el Cocker Spaniel americano son las continuas infecciones de oído, debido a las grandes orejas. Al igual que muchas razas, pueden tener problemas con las rodillas, que se salen del sitio temporalmente (luxación de la rótula), diversos trastornos oculares hereditarios y displasia de la cadera (una enfermedad que puede dar lugar a problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza.

Ejercicio:

El Cocker americano preferentemente necesita alrededor de unas dos horas al día para ejercitar cuerpo y mente. Disfruta jugando a recoger objetos y nadar en aguas seguras. Examine el pelaje y las orejas después de un paseo para retirar cualquier semilla del campo, ramitas u otros restos que haya podido llevarse consigo.

Nutrición:

Los perros pequeños cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo:

El pelaje del Cocker americano es glamuroso y requiere mucho mantenimiento. Es corto y fino en la cabeza, de longitud media en el cuerpo, pero más largo en las orejas, el pecho, la barriga y las patas (conocido como "flecos"). El pelaje, en general, es sedoso, liso o levemente ondulado. Se requiere un cepillado diario, junto con recortes frecuentes. Examine los oídos, los ojos, los pliegues en el morro y los pies a diario.