Corgi Galés De Pembroke

El Corgi Galés de Pembroke es un perrito bajo y robusto con una cara zorruna. Su pelaje liso de tamaño medio es impermeable y puede ser de color rojo, arena, canela, negro y marrón, con o sin manchas blancas. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Los perros adultos de esta raza miden 25-30 cm. Los machos pesan entre 10 y 12 kilos y, las hembras, 9-11 kilos.

Origen:

Está documentada la existencia del Corgi Galés de Pembroke en el Reino Unido desde, al menos, el año 920 d.C. Se piensa que fueron los tejedores flamencos quienes los llevaron a Gales, donde se hicieron muy populares entre los siglos XIV y XVIII como perro pastores del ganado. El Corgi Galés de Pembroke y el Corgi Galés de Cardigan fueron reconocidos en Gran Bretaña como dos razas distintas en 1934.

Personalidad:

El Corgi Galés de Pembroke suele ser un perrito activo, pero también obediente. Intrépido y sociable, son grandes perros encerrados en cuerpos pequeños, de carácter afable y concienzudo. Son muy obedientes y leales a la familia, por lo que resultan ideales para un hogar activo y ajetreado. También son buenos perros guardianes, ya que están siempre alerta en casa, dispuestos a anunciar la llegada de cualquier visita.

Salud:

El Corgi Galés de Cardigan suele ser una raza bastante resistente. No obstante, como ocurre con muchas otras razas, pueden sufrir diversos trastornos oculares hereditarios y displasias de cadera (una afección que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza. La forma de sus cuerpos les hace también proclives a las enfermedades de los discos intervertebrales.

Ejercicio:

Puede que tenga unas patitas muy cortas, pero el Corgi Galés de Pembroke ha sido criado para guiar al ganado, por lo que sigue derrochando energía y fuerza. Un adulto de esta raza necesitará al menos una hora diaria de ejercicio.

Nutrición:

La dieta de su perro debe contener la proporción adecuada de todos los principales grupos de nutrientes, incluyendo un continuo suministro de agua fresca.

Aseo:

El pelaje de este Corgi es de tamaño medio, liso e impermeable, con un manto inferior muy denso. Tendrá que dedicar muy poco tiempo a asear su pelaje. No necesitan que se les cepille para retirar los pelos muertos. Si han salido a pasear por el barro, será fácil eliminar la suciedad cuando ésta se seque.