King Charles Spaniel

Perro compacto, de aspecto noble, el King Charles es de constitución corta y maciza, y tiene un pelaje largo y sedoso que puede ser liso o ligeramente ondulado. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. El pelaje se presenta en negro y fuego, tricolor (negro, blanco y fuego), blenheim (blanco y rojo) y rubí. El King Charles spaniel adulto tiene una altura de aproximadamente 30 - 33 cm y pesa 3,6 - 6,3 kg.

King Charles Spaniel

Origen:

Procedente de los perros de caza con escopeta, el toy spaniel se miniaturizó para convertirlo en perro de compañía de las damas de la aristocracia; de ese perro de cientos de años de antigüedad desciende el King Charles. Cruzado con razas orientales miniatura, como el carlino y el chin japonés, posee unos ojos grandes, la cara aplastada y el cráneo abovedado típico de los perros miniatura del Lejano Oriente. Su más famoso admirador fue, por supuesto, el rey Carlos II, de quien toman su nombre.

Personalidad:

El King Charles tiene un temperamento amable, feliz y cariñoso que le convierte en un agradable perro de compañía. Puede mostrarse reservado con los desconocidos, pero con la familia y los amigos es muy cariñoso. Se lleva bien con otros perros y mascotas, disfruta de la compañía de mayores y pequeños por igual; sin embargo, los niños deben ser cuidadosos con él porque su tamaño le hace vulnerable a lesiones accidentales.

Salud:

En algunos King Charles se ha documentado siringomielia, un trastorno neurológico grave y doloroso. Como muchas otras razas pequeñas, el King Charles puede sufrir luxación de rótula(s) y, si tiene la cara muy plana, problemas respiratorios.

Ejercicio:

Por su pequeño tamaño, el King Charles no necesita mucho ejercicio: le bastará con media hora de paseo al día, aunque aceptará más si se lo ofreces.

Nutrición:

Los perros de compañía cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo:

Su pelaje sedoso de longitud mediana/grande necesitará ser cepillado dos o tres veces por semana, prestando especial atención a los flecos de las orejas, de las patas y de la cola, que tienden a enmarañarse.