Pastor De Maremma

Es un perro grande, robusto y musculoso con un manto superior blanco áspero y un manto inferior protector denso. La cabeza es ancha entre las orejas y se estrecha hacia el hocico. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Las orejas son pequeñas y están situadas en la parte alta de la cabeza. Los machos adultos miden 65 - 73 cm y pesan 35 - 45 kg, y las hembras miden 60 - 68 cm y pesan 30 - 40 kg.

Pastor de Maremma

Origen:

Los escritores italianos antiguos mencionaban ya al pastor de Maremma, que aparece también en una pintura del s. XIII de la iglesia de Santa María de Florencia. Sus orígenes se remontan a los perros pastores orientales que migraron y dieron lugar a diferentes razas individuales en cada región, como el pastor de los Pirineos francés o el kuvasz húngaro. En Italia, el Maremmano de pelo corto y el Abruzzese de pelo largo convergieron en una única raza en la década de 1860, debido al desplazamiento estacional de los rebaños. En la actualidad, el perro de Maremma sigue siendo el perro pastor más habitual y conocido en Italia. Se dice que el valiente Maremma es capaz de ahuyentar lobos, osos y depredadores humanos.

Personalidad:

El Maremma es feliz cuando trabaja atendiendo a su rebaño. Se mostrará fiel a su amo y entregado con su rebaño, pero intolerante con los intrusos. Por este motivo, la raza puede cumplir también perfectamente la función de perro guardián y lo ha demostrado en muchas ocasiones. Es esencial comenzar a socializarle enseguida, ya que es muy grande y fuerte y pueden ocurrir accidentes si el perro no ha sido educado para llevarse bien con animales más pequeños y niños.

Salud:

El Maremma es una raza sana en general pero, como muchas otras razas, puede sufrir varios trastornos oculares hereditarios y displasia de cadera (un trastorno que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza.

Ejercicio:

Esta raza de perro necesita una enorme cantidad de ejercicio: más de dos horas al día para un adulto sano. La raza se usa para el pastoreo y resiste perfectamente el trabajo de sol a sol. Es difícil encontrar estímulos para esta raza si lleva una vida de mascota sin trabajo alguno.

Nutrición:

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. El Maremma es propenso a los problemas de hinchazón y estomacales, cuyo riesgo se reducirá con comidas más pequeñas y frecuentes.

Aseo:

Su pelaje denso y pesado necesita muchos cuidados: hay que peinarlo y cepillarlo minuciosamente varias veces a la semana o empezará a enmarañarse y el perro sufrirá eccemas y dermatitis. También será necesario examinar las almohadillas y recortar el pelo que nace entre ellas, si es necesario.