Perro Salchicha (Pelo Duro)

Se trata de un perro de lomo largo, patas cortas y altura diminuta. Aunque pequeño, el perro salchicha no deja de ser musculoso y de constitución fuerte, con un pecho ancho y patas delanteras bien desarrolladas. Tiene el pelo corto y duro, con cejas pobladas y barba. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. El pelaje puede presentar diversos colores (encontrarás más detalles en el estándar de la raza). El perro salchicha adulto pesa 9 - 12 kg y mide alrededor de 35 cm.

Perro salchicha (pelo duro)

Origen:

Los perros salchicha se remontan al siglo XV en Alemania. No obstante, este tipo de perros salchicha aparecen en obras artísticas del antiguo Egipto y de México; además, se encontraron restos de un perro similar entre los restos de un naufragio ocurrido en Italia alrededor del s. I d. C. El estándar de esta raza alemana se estableció en 1879 y el club de criadores se fundó en 1888. Los perros salchicha llegaron a Gran Bretaña con el príncipe Alberto y se popularizaron en Gran Bretaña y en América a lo largo del siglo XIX. Los Dachshund se utilizaban para cazar tejones principalmente, aunque también se han usado para otros tipos de caza.

Personalidad:

Este perro tiene ideas propias, por lo que su entrenamiento ha de ser amable, coherente y paciente. Necesita una socialización temprana para habituarse a los niños, a los extraños y a otros animales. Es una raza que siente muy unida a su familia e, incluso, a uno de sus miembros en particular, pero puede mostrarse reservada con los extraños.

Salud:

El problema de salud más común del Dachshund está relacionado con la forma de su cuerpo, que le hace propenso a problemas de columna. También son comunes los problemas cardíacos en esta raza. Al igual que en muchas otras razas, se pueden dar problemas hereditarios oculares, por lo que a la hora de la cría hay que realizarles una comprobación rutinaria.

Ejercicio:

Este perro necesita, como mínimo, media hora de ejercicio al día. Antes de dejarle andar sin correa, hay que asegurarse de que vuelva cuando se le llame, ya que su instinto de caza puede impulsarle a seguir un rastro o a una presa. Recuerda que los perros salchicha han sido criados para explorar madrigueras y pueden excavar bajo muchos tipos de vallas, así que deberás comprobar la seguridad de tu jardín.

Nutrición:

Los perros pequeños cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo:

Los perros salchicha de pelo duro necesitan esquilar el pelo dos o tres veces al año. El pelo de la cara tiene que peinarse al menos una vez a la semana y necesitará un recorte periódico. Es mejor dejar que un peluquero de perros con experiencia se encargue del pelo, a no ser que el criador pueda enseñar al nuevo propietario cómo hacerlo. Recuerda que hay que depilar/arrancar, no recortar. El recorte echará a perder la textura del pelaje.