Saluki O Galgo Persa

El Saluki es un lebrel elegante, atlético y de tamaño mediano que presenta un pelaje suave con zonas flecos o pelo más largo en las patas y las orejas y, a veces, en el cuello. Los Galgos Persas de pelo corto no presentan estas zonas de pelo más largo. Su pelaje puede ser de cualquier color o de cualquier combinación de colores, excepto atigrado. Los perros adultos miden entre 58 y 71 cm, siendo las hembras ligeramente más pequeñas. Cuando están en edad adulta, pesan entre 13 y 30 kilos.

Saluki o Galgo Persa

Origen:

Una de las razas más antiguas, el Saluki es un perro de caza del desierto criado por los beduinos durante miles de años para que les facilitaran alimento. En un yacimiento arqueológico en la ciudad mesopotámica de Tepe Gawra, situada en el Norte de Irak, encontraron una calavera de Saluki que se remonta a, al menos, el año 3500 a.C. Se piensa que el nombre procede de Saluk o de Seleukia, dos antiguas ciudades de Arabia. A esta raza se la conoce también como Cazadora de Gacelas, por tratarse de su presa preferida.

Personalidad:

Como ocurre con la mayoría de los lebreles, los Saluki se muestran reservados con los extraños y a veces son distantes incluso con personas que le son familiares. Este perro tan independiente tiene una presencia majestuosa, pero puede ser extremadamente sensible y muy nervioso. No le gusta quedarse solo, por lo que puede ponerse muy inquieto si se le separa de su familia durante mucho tiempo. Con sus allegados, es normalmente de lo más cariñoso.

Salud:

El Saluki suele ser una raza muy resistente, siendo las enfermedades coronarias uno de sus problemas de salud más graves.

Ejercicio:

Este galgo necesita dos horas o más de ejercicio diario, incluyendo correr sin correa. Como el gran velocista que es, necesita correr en entornos seguros donde no se haga daño si sale corriendo en busca de una ardilla o de un conejo. Es fundamental que aprenda perfectamente a acudir cuando se le llama. Cuando no está haciendo ejercicio, el Saluki suele estar tranquilo y relajado en casa.

Nutrición:

La dieta de su perro debe contener la proporción adecuada de todos los principales grupos de nutrientes, incluyendo un continuo suministro de agua fresca. 

Aseo:

Tendrá que cepillar su pelaje un par de veces por semana, prestando especial atención a las zonas de pelo largo (si las hubiera), que tienden a enredarse.