Schipperke

El Schipperke es un perrito pequeño, animado, de tipo Spitz (con pelaje abundante y duro y la cola curvada hacia el lomo, a no ser que nacieran sin cola, cara zorruna y orejas erguidas) que suele ser de color negro, si bien pueden encontrarse ejemplares de todos los colores, siempre lisos. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Los adultos suelen medir entre 21 y 33 cm y pesar unos 5,5-7,5 kilos.

Schipperke

Origen:

Hay quien dice que esta raza es un pastor en miniatura, una versión reducida del Leavenaar, un pastor negro belga. Otros están convenidos de que el Schipperke es una raza de tipo Spitz y es cierto que se pueden parecer a estos últimos. Independientemente de esto, sus orígenes se remontan a, al menos, el siglo XVII, ya que la Grand Place de Bruselas albergó un concurso de Schipperke en 1690. Se utilizaban en los canales de Bélgica como guardianes de las barcazas, y se convirtieron en los perros de compañía de los zapateros, además de ser grandes cazadores de ratones.

Personalidad:

Animado y ágil, el Schipperke es un perrito leal, dócil y afable. Puede resultar terco y travieso, ganándose a veces su apodo de "el diablo negro", especialmente cuando se encuentra con otros perros si no se le ha sociabilizado lo suficiente en su época de cachorro.

Salud:

El Schipperke es generalmente una raza resistente, si bien pueden padecer algunas afecciones neurológicas hereditarias, así como trastornos de cadera.

Ejercicio:

Necesitará como mínimo media hora diaria de ejercicio, aunque este perrito tan activo disfrutará encantado de más tiempo de ejercicio si se le deja.

Nutrición:

Los perros pequeños cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo:

Su profuso pelaje es grueso y tupido. Suele ser suave y ceñirse al cuerpo, pero también cuenta con una gorguera de pelo más largo y erguido alrededor del cuello y flecos en la parte posterior de los muslos. Bastará con asearlo en profundidad una vez por semana para mantenerlo en buen estado.