Schnauzer Gigante

El schnauzer gigante es un perro grande e imponente que se mantiene alerta, es de constitución robusta y de forma prácticamente cuadrada. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Los machos adultos tienen una altura de 65 - 70 cm y las hembras, 60 - 65 cm. Los machos adultos pesan aproximadamente 45 kg. Su pelaje duro se presenta en negro o en sal y pimienta (gris claro y oscuro).

Schnauzer gigante

Origen:

El schnauzer gigante procede de un perro tipo pinscher mediano de pelo duro, presente en Baviera en el s. XV, que se usaba para cazar ratones y otras tareas del campo. De esa raza descienden los tres tamaños de Schnauzer. En el s. XIX, se criaron algunos de esos perros con razas conductoras de ganado más grandes y, posiblemente, con el gran danés, para crear el tamaño gigante que conocemos en la actualidad. Este perro se usaba para llevar el ganado al mercado y ha pasado a convertirse en un perro policía y de seguridad muy estimado.

Personalidad:

A pesar de su aspecto fuerte e imponente, el schnauzer gigante tiene un carácter amable. Se lleva bien con los otros perros y gatos de la familia, aunque es esencial una socialización temprana y una presentación y supervisión cuidadosa. Suele llevarse mejor con un perro de otro sexo. Perro guardián por naturaleza, se mantiene alerta y ladrará para llamar tu atención si es necesario.

Salud:

Como muchas otras razas, el schnauzer gigante puede sufrir varios trastornos oculares hereditarios y displasia de cadera (un trastorno que puede provocar problemas de movilidad). Por tanto, es importante un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza. También se encuentra con relativa frecuencia epilepsia y un tipo particular de cáncer que ataca a los dedos.

Ejercicio:

Este perro necesita más de dos horas diarias de ejercicio para estar satisfecho. Le encantan los grandes espacios al aire libre y, gracias a su pelaje protector, no teme al frío ni a la lluvia. Sin embargo, será necesario revisar su manto después del paseo para retirar todos los residuos que se hayan enganchado.

Nutrición:

Los perros de razas grandes, además de tener un gran apetito, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. El schnauzer gigante también es propenso a los problemas de hinchazón y estomacales, cuyo riesgo se reducirá con comidas más pequeñas y frecuentes.

Aseo:

Repasa el manto a diario después del paseo y cepíllalo vigorosamente dos o tres veces a la semana. Es necesario arrancar manualmente el pelo cada tres meses para eliminar el pelo muerto, aunque los dueños que no exhiben a sus perros pueden optar por recortar el pelo.