Terrier Australiano

Los Aussies se diferencian de otros terrier en que tienen un cuello y un lomo largos, en proporción con la altura. Su pelaje es duro y liso en la parte superior y más corto y suave por debajo. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Puede ser rojo o de diversos tonos de azul con canela. El Terrier australiano mide aproximadamente 25,5 cm en la cruz en la edad adulta y pesa alrededor de 6,5 kg.

Terrier australiano

Origen:

El Terrier australiano fue creado a principios del siglo XIX para trabajar en duras condiciones, cazar serpientes y roedores en ranchos y en el interior de minas de oro y actuar como un perro de granja "multiuso". La raza se creó a partir de los terrier importados del norte de Inglaterra y Escocia, incluyendo los antepasados del Dandie Dinmont Terrier, el Skye terrier y el Yorkshire, y del Black and Tan Terrier y el Terrier escocés. El resultado fue el Aussie, cuyo primer club de criadores se fundó en Australia en 1887. Se le concedió el reconocimiento oficial por parte del Kennel Club de Gran Bretaña en 1936 y el American Kennel Club lo aceptó en 1958.

Personalidad:

Este perro, amistoso y extrovertido, está deseoso de complacer y le encanta el contacto humano y sus halagos. Por ello, en general, es fácil de adiestrar, ¡a diferencia de algunos terrier! No es agresivo, pero se mantendrá en sus trece si lo desafía otro perro. No es una raza escandalosa, pero ladrará si es necesario.

Salud:

La del Terrier australiano es, en general, una raza sana con pocos problemas específicos de la raza.

Ejercicio:

Necesita alrededor de una hora de ejercicio al día, aunque aceptará feliz más. Después de todo, este perro era un terrier de trabajo, además de un compañero. Aparte de disfrutar con los paseos y juegos, también le gusta los deportes caninos de agilidad y obediencia, entre otros.

Nutrición:

Los perros pequeños cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo:

Un terrier australiano en buen estado perderá muy poco pelo. Son fáciles de cepillar y cuentan con un pelaje resistente a las inclemencias meteorológicas de unos 6,35 cm de longitud. El manto inferior es corto y suave. Se debe cepillar y peinar al menos una vez a la semana, y se deben revisar las orejas por si el pelo bloquea los canales auditivos. El pelo se debe arrancar, si fuera necesario, pero no cortar.