Terrier Galés

Estos perros pequeños, compactos y de aspecto robusto son también muy listos y concienzudos. Tienen un pelaje áspero y duro y unas patas que le permiten permanecer en una postura cuadrada muy proporcionada. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Los Terriers Galeses pueden ser de color negro y canela o gris y canela. Los adultos miden 39 cm o menos de altura y pesan 9-9,5 kg.

Terrier Galés

Origen:

Algunos historiadores aseguran que estos terriers son descendientes directos de los antiguos "Old English Black and Tan" o el "Broken-Coated Terrier", si bien existen largos pedigrís de esta raza que insinuarían que no descienden de esas razas inglesas ya extinguidas. En 1737, los habitantes del Condado de Carnarvon se vanagloriaban de la pureza de sus Terriers Galeses. De hecho, la raza se conocía también como Terrier Galés de Carnarvonshire. Durante unos dos siglos y medio, estos perros se emplearon para la caza en manada de nutrias y tejones y fueron reconocidos como raza en 1885 en Inglaterra.

Personalidad:

Estos perros son ejemplares activos y joviales, pero también cariñosos e inteligentes. Establecen un vínculo muy fuerte con sus familias y son juguetones y divertidos, si bien pueden mostrarse algo reservados ante los extraños. Si conviven con gatos desde jóvenes, los aceptarán sin problemas. De lo contrario, tenderán a querer cazarlos. Normalmente, les gusta ser el único perro de la casa.

Salud:

El Terrier Galés puede padecer trastornos oculares hereditarios. Existen pruebas para poder diagnosticarlos.

Ejercicio:

Los Terriers Galeses tienen una energía inagotable. Parecen ser incansables, siempre preparados para salir corriendo o para jugar. Como les gusta tanto el agua, hay que tener cuidado cuando haya agua cerca. No obstante, si no puede ofrecerle el tiempo de ejercicio necesario, lo aceptarán sin rechistar. Los adultos necesitan al menos una hora diaria de ejercicio, aunque estarán encantados si les puede ofrecer más tiempo.

Nutrición:

Los perros pequeños cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo:

Los Terriers Galeses necesitan que se les arranque el pelo dos o tres veces al año. También deberá peinar y cepillar su pelaje dos o tres veces por semana.