Whippet

El Whippet es un perro esbelto, musculoso y atlético. Un perfecto compañero de vida al que puedes vestirlo con nuestros collares para perros, correas para perros y arneses para perros. Representan el equilibrio ideal entre fuerza y potencia y gracia y elegancia, con una complexión perfecta tanto para el trabajo como para la velocidad. Sus pelajes son finos y cortos y pueden presentarse en diversos colores y en diversas mezclas de colores. Los machos adultos miden 47-51cm y, las hembras, 44-47cm. Suelen pesar entre 12,5 y 13,5 kilos.

Whippet

Origen:

El Whippet se desarrolló durante la última parte del siglo XIX a partir de perros de diversas razas deportivas, de caza y corredoras, incluyendo los Greyhounds. Fueron criados para correr y su capacidad para alcanzar velocidades de hasta 56 km/h lo convierte en un perro ideal para carreras en pista. Esta raza fue adoptada por los mineros del Noreste de Inglaterra, grandes aficionados a las carreras de perros, que también los empleaban para cazar, ya que apresaban fácilmente conejos y liebres. En un principio se lo denominó también "Snapdog" por su habilidad para matar ratas y conejos con solo zarpazo. Aunque se sigue empleando como perro de trabajo y de carreras, su principal papel en la actualidad es el de acompañante.

Personalidad:

El Whippet es un perro noble, paciente, tolerante y cariñoso. Aunque son muy competitivos cuando corren, en casa son perros mansos y flexibles. Pueden ponerse casi histéricos y necesitan de la comprensión de sus dueños. Muy cariñosos con sus familiares, en el hogar adecuado serán unos compañeros muy gratificantes.

Salud:

El Whippet es una raza que suele gozar de buena salud, con pocos problemas propios de esta raza.

Ejercicio:

Estos perros arrancan bruscamente a correr, pero también gozan la vitalidad necesaria para pasarse todo un día haciendo ejercicio si fuera necesario. Les encantará caminar o correr con sus dueños y, aunque necesitan ejercicio a diario, no son muy exigentes. Un adulto necesitará, en líneas generales, una hora de ejercicio.

Nutrición:

Los perros pequeños cuentan con un metabolismo rápido, lo que significa que queman energía a un ritmo muy alto. Esto supone que, con un estómago tan pequeño, deben comer poco pero a menudo. Los alimentos para razas pequeñas están específicamente ideados con proporciones adecuadas de nutrientes clave y unos granos de pienso de menor tamaño que se adapten a bocas más pequeñas. Esto, además, estimulan la masticación y mejora la digestión.

Aseo:

El Whippet agradecerá un aseo regular, si bien deberá mantenerse cuidado, cepillarlo con cepillos blandos y manipularlo con delicadeza, ya que su pelaje es muy fino y sensible. Cualquier champú que utilice deberá ser suave y sin ingredientes agresivos, ya que podrían causar reacciones en una piel tan sensible.